Sobre Mycoplasma

En un principio se pensaba que la bacteria Mycoplasma de la clase Mollicutes era un virus porque posee una membrana deformable que hace posible que pueda pasar a través de los filtros que bloquean el paso de las bacterias comunes.

Hoy se la conoce por ser la bacteria exigente mas pequeña de vida libre con capacidad autoreproductiva. Al no tener pared-celular, los antibióticos tradicionales que actúan en las paredes celulares, se vuelven ineficaces. Se han encontrado especies de Mycoplasma, incluido el Mycoplasma fermentans, en antrópodos hematófagos. Entre ellos, las garrapatas Ixodes, las mismas que transmiten la enfermedad de Lyme, Babesiosis, Ehrlichiosis y Bartonellosis.
En un estudio realizado en EEUU, en una zona endémica de enfermedades transmitidas por garrapatas, se encontró que el 17.4 % de las 230 personas sintomáticas residentes en esta zona, dieron positivo para Mycoplasma.

Pruebas disponibles para Mycoplasma

EliSpot

Mycoplasma pneumoniae EliSpot
(tubo ACD/CPDA)

Anticuerpos

Anticuerpos Mycoplasma pneumoniae-IgM, Mycoplasma pneumoniae-IgA, y Mycoplasma pneumoniae-IgG
(Tubo de suero)

PCR

Mycoplasma pneumoniae-PCR en sangre
(2 x tubo EDTA o esputo, secreción)

Bacteria:

Mycoplasma pneumoniae, Mycoplasma fermentans (gram-positiva, intracelular)

Vectores / Transmisión:

Transmitida por el aire (aerógena), de humano a humano, garrapatas (no ha sido probado)

Síntomas:

cansancio (100%), fiebre, dolor en las articulaciones, inflamación de las articulaciones, dolor muscular, dolor de cabeza, insomnio, ansiedad, labilidad emocional, falta de concentración, pérdida de memoria

Se asocia con:

Autismo, Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), Artritis Reumatoide (AR), “Síndrome de la Guerra del Golfo”

Factores de riesgo:

Inmunosupresión (niños, mayores)