Células asesinas (Natural Killer) CD57+ CD56+ CD3-

El número de células CD57 indica hasta que punto está suprimido el sistema inmune a causa de la enfermedad de Lyme Crónico. Basándonos en la literatura actual, las células CD57 son parámetros clínicos que sirven para pronosticar la evolución de la enfermedad de Lyme durante y después de finalizar el tratamiento.

Estudios de investigación clínica y estudios de caso han demostrado que las infecciones por Lyme Crónico suelen comportar cambios en la respuesta inmune celular. Prueba de ello es una disminución del número de células Natural Killer (NK/CD3-CD56+), pero sobre todo la disminución del número total de las células NK activadas (CD3-CD56+CD57+). Mientras que la infección aguda por Borrelia burgdorferi y otras enfermedades muestran un número normal de células CD57, los pacientes de Lyme Crónico suelen tener un número de células CD57 menor a 100/ µl.
En estudios científicos, se ha observado una disminución de las células absolutas CD57 principalmente en pacientes con afectación en el sistema nervioso y no en pacientes con afectación en los tejidos o sistema esquelético. La disminución en las células CD57 se observa hasta que se consigue una mejoría sintomática debido al tratamiento con antibióticos u otros tipos de tratamientos. A la inversa, la disminución de las células CD57 se considera una manera para poder medir la infección activa por Borrelia y también como posible indicador del éxito de un tratamiento.