Sobre Bartonella

Las especies de Bartonella son bacterias intracelulares gram-negativas transmitidas por vectores a través de la sangre y que pueden producir infecciones prolongadas en el huésped.

Un amplio espectro de enfermedades pueden ser atribuidas a la infección por Bartonella tanto en individuos inmunocompetentes como en individuos inmunodeficientes. Hay varias especies capaces de causar infecciones en humanos, especialmente la Bartonella henselae y la Bartonella quintana. Debido a las infecciones persistentes en humanos y animales (domésticos y salvajes) existe un reservorio substancial de organismos de Bartonella en la naturaleza, lo que produce una fuente inadvertida de posibles infecciones humanas.

Pruebas disponibles para Bartonella

EliSpot

Bartonella henselae EliSpot
(2x tubo ACD/CPDA)

IFT, ELISA, Immunoblot

Anticuerpos Bartonella henselae y Bartonella quintana
(1x Tubo de suero/SST)

PCR

Bartonella-DNA-PCR en sangre
(2x tubo EDTA)

Análisis de garrapatas

Bartonella-DNA-PCR
(de la garrapata)

Bacteria:

Bartonella henselae (enfermedad del arañazo de gato transmitida también por garrapatas), Bartonella quintana (fiebre de la trinchera transmitida por piojos), Bartonella bacciliformis (Fiebre de Oroya o enfermedad de Carrión por moscas de arena), Bartonella clarridgeiae (pulga de gato), Bartonella elizabethae (muy rara)
-> gram negativa, intracelular opcional en las células endoteliales / eritrocitos

Vectores / Transmisión:

Heridas superficiales por arañazo de gato (Se registran 25.000 nuevos casos al año en EE.UU.), Ixodes ricinus (Alemania/Europa: hasta un 40% de las garrapatas están infectadas; garrapatas de oveja), Ixodes scapularis (garrapatas de ciervos)

Síntomas típicas:

Pápulas / erupción cutánea y linfadenopatía regional

Síntomas atípicas:

cansancio (casi el 100%), dolor de cabeza (80%), amiostasia, fasciculaciones musculares, temblores, convulsiones, fiebre por las mañanas (30% de la gente la sufre hasta 6 semanas, el resto de una a tres), escalofríos, dolor de piel, ganglios linfáticos inflamados, artralgia (frecuente), mialgia, insomnio, depresión, agitación, cambios de humor severos, amencia, falta de concentración y atención, mareos, ansiedad, arrebatos emocionales, comportamientos antisociales, inquietud, gastritis, síntomas intestinales, dolor en la planta de los pies (especialmente por las mañanas), sensibilidad en los nódulos subcutáneos de las extremidades, linfadenopatía ocasional y sudores ligeros

Tiempo de incubación: 3-38 días

Complicaciones:

endocarditis, angiomatosis bacilar, retinitis, epilepsia, meningitis aséptica, hepatoesplenomegalia, amigdalitis, arteritis cerebral, encefalitis

Factores de riesgo:

Picaduras de garrapatas, piojos, mosca de arena, arañazos de gato, inmunosupresión (en niños)