Enfermedad de Lyme / Borreliosis

La enfermedad de Lyme fue nombrada por primera vez en el pueblo de Lyme, Connecticut, EE.UU., en 1975. Y a la espiroqueta causante de la enfermedad de Lyme se la nombró Borrelia burgdorferi. Los principales vectores que transportan esta bacteria con forma de espiroqueta son las garrapatas, principalmente las garrapatas de los ciervos: Ixodes dammini (EE.UU) y las de las ovejas: Ixodes ricinus (Europa).

La enfermedad de Lyme se transmite a los humanos a través de la picadura de una garrapata y, en un menor número de casos, a través de la picadura de un tábano.

Imágenes: Los quistes © con permiso de la Dra. Judith Miklossy, Lausanne, Suiza

Es una enfermedad inflamatoria que involucra a varios sistemas del cuerpo y causa síntomas que imitan a los de otras enfermedades. Empieza con un eritema de ojo de buey (en el 50 % de los casos), le siguen síntomas gripales, artritis y multitud de otros síntomas. Si no se trata, la enfermedad de Lyme puede progresar hasta causar síntomas graves como la encefalitis, la cardiomegalia o la inflamación del pericardio y los nervios sensoriales.

Pruebas disponibles para Enfermedad de Lyme/Borreliosis

EliSpot

Borrelia EliSpot:
Borrelia b. fully antigen + Borrelia b. peptide mix + LFA-1
(2x tubo ACD/CPDA)

EliSpot

Borrelia miyamotoi EliSpot
(2x tubo ACD/CPDA)

IFT, ELISA, Immunoblot

SeraSpot y/o ELISA:
Anticuerpos Borrelia-IgM y -IgG
(1x tubo de suero/SST)

Células asesinas

CD3-/CD57-Células asesinas naturales
(1x tubo Heparina + 1x tubo EDTA)

PCR

Borrelia burgdorferi-DNA-PCR en sangre, líquido cefalorraquídeo, tejido
(2 x tubo EDTA o fluido espinal y biopsias de tejido)

Análisis de garrapatas

Borrelia burgdorferi sensu lato & Borrelia miyamotoi-DNA-PCR
(de la garrapata)

Bacteria:

Borrelia burgdorferi sensu lato (B.b.s.l.) con las siguientes subespecies:

  • EE.UU.: Borrelia burgdorferi sensu stricto (B.b.s.s.), Borrelia andersonii, Borrelia americanum, B. carolinensis, B. bissettii, B. myamotoi
  • Europa: Borrelia afzelii, Borrelia garinii, B. spielmanii, B. valaisiana, B. lusitaniae, B. bavariensis
  • Asia: Borrelia japonica, B. rutdi, B. tanukii, B. sinica, B. yangtze

Vectores / Transmisión:

Ixodes ricinus (Europa, garrapatas de ovejas), Ixodes scapularis (EE.UU., garrapatas de ciervos), Ixodes pacificus (EE.UU.)

Hay tres etapas en la infección:

  1. Eritema de ojo de buey, gripe de verano,
  2. Infección reciente de los órganos (sistema nervioso periférico, meningitis, encefalitis, articulaciones, corazón, ojos),
  3. Infección crónica de los órganos (sistema nervioso periférico, sistema nervioso central, articulaciones, músculos, corazón, ojos, oídos, piel)

Síntomas (según los “16 puntos del mapa MSIDS sobre Síntomas y Condiciones Médicas asociadas” del Dr. Richard Horowitz, Hyde Park, New york, EE.UU.):

Fatiga, cansancio, fiebres de origen desconocido, sudores, escalofríos o sofocos, pérdida o aumento de peso inexplicable, pérdida de pelo inexplicable, ganglios linfáticos inflamados, dolor de garganta, dolor testicular (hombres), dolor pélvico (mujeres), irregularidad menstrual sin explicación, producción de leche, dolor en los pechos, irritación o disfunción en la vejiga, disfunción sexual o pérdida de la libido, dolor de estómago, cambios en la función intestinal (estreñimiento o diarrea), dolores en el pecho o en las costillas, falta de aliento, tos, palpitaciones, pulso irregular, bloqueo cardiaco, historial de soplo de corazón o prolapso de la válvula, dolor o inflamación articular, rigidez en las articulaciones, cuello o espalda, dolores o calambres musculares, espasmos en la cara u otros músculos, dolores de cabeza, crujidos en el cuello, rigidez en el cuello, hormigueo o entumecimiento, quemazón o dolor punzante, parálisis facial (Bell’s palsy), visión borrosa, doble o de moscas flotantes, zumbido en los oídos, dolor de oído, aumento de los mareos, vértigo, falta de equilibrio, debilidad, náuseas, dificultad para caminar, temblores, confusión, dificultad para pensar, problemas para concentrarse o leer, olvidos frecuentes, mala memoria a corto plazo, desorientación: perderse o ir a los sitios equivocados, problemas con el habla o la escritura, cambios de humor, irritabilidad, depresión, trastornos del sueño (también durante largos periodos de tiempo): dormir demasiado o muy poco o despertarse antes de tiempo, síntomas exagerados de resaca tras la ingesta de alcohol

Enfermedades asociadas:

ej. Alzheimer Morbus, Esclerosis múltiple, ELA, Depresión, Fibromialgia, Fatiga Crónica (SFC), Autismo, Parkinson, Artritis Reumatoide, Enfermedades Autoinmunes (ej. Tiroiditis de Hashimoto)

Factores de riesgo:

Actividades al aire libre (profesionales y hobbies), picaduras de garrapatas, insectos y tábanos